€""
InicioMiembroDetalles del miembro elegido
Shadow Streamer

Msn: shadowstreamer@hotmail.com



Habilidades:
Valiente Guerrero
La historia de Shadow Streamer, es una historia vaga y confusa. No sabemos exactamente su historia, de hecho nadie la conoce con certeza. Lo cierto es que un oscuro día de invierno una sombra surgió de entre las sombras, dejándose entrever su silueta en la oscuridad. Era una sombra oscura, pero ya por aquel entonces de noble corazón. Una sombra sin dueño y solitaria, perdida en medio de un vasto bosque llamado por aquel entonces The dark Forest.

Era el joven Shadow. Estaba confuso, había aparecido de la nada, similar al despertar del sueño. Allí se encontraba perdido entre la espesura de aquel bosque.
Pero poco a poco aprendió a sobrevivir, a su alrededor se desplegaba todo un lienzo al que observar, puesto a su disposición por la madre naturaleza y del que se podía aprender incluso más que estando con los mejores maestros, solo había que saber leerlo.

Y así fue, Shadow fue aprendiendo en base a lo que la naturaleza le ofrecía: De las feroces bestias del bosque fue aprendiendo las técnicas básicas en defensa y ataque, y de las dificultades que la noche le deparaba fue aprendiendo a hacer frente al día a día.
En aquel hábitat creció Shadow, nadie se percataba de su existencia, y él constantemente se maldecía ya que por aquel entonces su existencia se encontraba limitada a la noche, no pudiendo disfrutar, al ser poco más que una sombra, de la luz del día. Pese a eso nunca perdió la esperanza de que mejores tiempos llegarían y día tras día, triste y solitario en su andanza, fue entrenando y practicando duro en aquel bosque.

Mas un día al despertar, tenía una extraña sensación. Oyó la llamada de la naturaleza y se dirigió hacia allí tan presto como pudo. Siguió esa tenue llamada que le guiaba, hasta llegar a un claro del bosque desde el que se podía contemplar perfectamente la enorme luna llena. La luz de aquella enorme luna le cubrió de manera muy especial, dando solidez a su hasta entonces traslucido cuerpo. Por primera vez Shadow proyecto al suelo su propia sombra. Dejó de ser una sombra inexistente para empezar a ser alguien. La voz de los bosques se dirigió a él: “Tu tarea aquí ha terminado, estás preparado para empezar.
Eres rebautizado, sereis Shadow Streamer. Las sombras de este bosque están contigo, alza esta maza en su honor. Escuchadme bien: Este bosque fue maldecido por una extraña fuerza, desde entonces reina la oscuridad y la melancolía. Tu origen está aquí. Miles de sombras como tú pueblan este bosque destinadas a pasar el resto de la eternidad en este triste paraje. Debes librarnos de esta aberración. Luchando, pero lucha por un ideal, piensa en este bosque con cada golpe que des, tennos en tu corazón y en tu recuerdo, pues nos representas. Tu eres quien debe poner fin a esto. Pero sobretodo, vigila que tu alma no se empañe por el lado oscuro y quizás algún día encuentres el camino”. Shadow Streamer con la maza en la mano, aun muy confuso por su transformación, no llegaba a comprender muy bien todo aquello ni la magnitud de la tarea que le había sido encomendada. Pese a todo, un extraño orgullo le invadía por dentro: “Yo defenderé vuestra causa. No os decepcionaré” se dijo a si mismo. Y así encaminó su ardua tarea. Con fuerza, honor y sacrificio: “The dark Forest debe salir de esta situación de oscuridad y desolación. Devolveré la luz a este bosque, dadlo por hecho”.

Todo eso era muy bonito pero Shadow Streamer no sabía realmente que debía hacer, ni por donde empezar. Necesitaba algo que le guiase en su camino. Que alguien arrojase algo de luz sobre su cabeza y le marcara los pasos a seguir.

Hasta que un día, llegó a una pintoresca ciudad, la ciudad de Britain. Allí se encontró con una gran concentración de gente. Por primera vez Shadow se veía rodeado por la civilización humana.. De pronto tuvo una revelación: “Mi destino está con esta gente. Desde aquí he de actuar para poder hacer justicia a The dark Forest, ellos me darán la solución, estoy seguro”. Shadow Streamer empezó a humanizarse y aprendió las costumbres de aquella gente. Lo que debía hacer y lo que no, cómo comportarse y cómo actuar.

Así, hasta que llegó el momento en que tuvo la suerte de conocer una gente muy hospitalaria que sin dudarlo en ningún momento decidieron tenderle una mano. “Nos hacemos llamar los SpS” le dijeron. SpS eran mucho más que unas simples siglas: Significaban honor, valor, amistad, valentía, justicia, lealtad... Aquellos eran los principio de los que bebían los SpS, lo que hizo que Shadow sintiera gran admiración ante tal gente. Pronto quiso unirse a ese grupo, para luchar con ellos y defender su causa, tan bien como supiese. No opusieron inconveniente alguno, lo iniciaron, lo entrenaron duro y se empañó de aquellos principios y valores que forjaban el clan hasta hacerlos también suyos, como otro más. ¡Todos unidos! se dijeron, y alzaron sus armas para luchar contra los males.

Era un día lluvioso cuando Shadow decidió emprender batalla con ellos por primera vez. Por extrañas circunstancias de la vida, dio la casualidad de que en su andanza dieron con The dark Forest. Se adentraron en el oscuro bosque, en ese bosque del que Shadow surgió y que tantos recuerdos le traía, y arremetieron contra todas las malas bestias habidas y por haber. Ganaron la batalla y todos con un grito victorioso festejaban el momento. Shadow era feliz, se sentía con el corazón puro como ellos, pues ellos le adiestraron y le enseñaron a saber valorar. La fuerza de aquellos ideales y principios era tal, que de pronto la oscuridad del bosque se desvaneció y se hecho atrás. El oscuro mal que cubría los bosques no pudo contra aquello. Formaban una piña muy unida contra la que difícilmente se podría hacer frente. Así se hizo la luz y el resto de sombras pudieron salir definitivamente de su oscuridad.

Y mientras que el resto del grupo continuaba ignorante respecto a lo que realmente había sucedido en aquel bosque, Shadow dejaba entrever una leve sonrisa. Lo había conseguido, gracias a ellos, los SpS, porque la unión hace la fuerza y más si se trata de una unión tan sólida como la que se fraguaba en el seno de los SpS. “Gracias SpS”, les dijo.

Con aquello terminaba una etapa de Shadow Streamer, para empezar otra si cabe aun más apasionante y excitante. Pues decidió seguir junto a ellos, ya que para él, ellos eran su gran familia y pudo aprender que hay cosas aun más importante que la fuerza bruta, como la amistad, el compañerismo y el estar unidos. Valores que podían contra todo por muy fuerte que fuese el rival, pues no solo se lucha con la espada, sino también con el corazón. Aquellos valores daban sentido a su razón de ser, tenía un ideal por el que luchar, y le llenaban a uno dándole si cabe, aun más fuerzas para continuar hasta el final.

No recuerdo muy bien lo que ocurrio al entrar en Sosaria, por lo que no puedo describirlo,
pero de repente me encontre en un callejon oscuro, solo, y perdido. Llevaba un
pequeño zurron con un poco de comida y una espada como equipaje.. buscaba a los SpS