€""
InicioMiembroDetalles del miembro elegido
Maxxwell (Jojo)

Msn: eljus02@hotmail.com


Otros pjs:
jojolockly

Habilidades:
Un gran guerrero
Esta historia transcurre en una pequeña isla llamada Moonglow donde sus habitantes por muchos años tubo paz y felicidad. Donde la amargura, el terror y la desconfianza todavía no mostraban su cara oscura en el mundo.
Moonglow era próspera, haciendo de los recién llegados hijos amados y brindándole lo que buscaban, felicidad y todo lo que necesitaran para su buen vivir.
Ellos, sus habitantes, eran pacíficos y demostraban su amor hacia sus vecinos, amigos y también hacia los viajeros que pasaban por allí, demostrando su interés en ellos sin pensar en la recompensa de sus actos.
En una de sus tantas casas, repartidas por toda la isla, humilde pero con calidez y ternura se escucha un leve llanto que es presagio de alegría ya que allí nace un niño mas… Su padre lo levanta en brazos y le da uno de los dones más grandes de los seres de esta tierra. Su nombre. Lo llama Maxxwell que se refiere a un gran aljibe en donde sus padres gestaron su venida a estas bienaventuradas tierras. Dicen sus antepasados que en ese aljibe un gran sabio y santo inscripto en las artes mágicas, posó sus pies para descansar. Otros dicen que sus aguas bendecidas por este acto santo dan serenidad y discernimiento al todo ser acosado y torturado por la dualidad de este mundo dándole paz mental. Su padre talador y artesano de madera y su madre costurera lo crían en las buenas costumbres enseñándole que siempre debe respetar las leyes de los buenos hombres y honrar el nombre de la familia siguiéndolas.
Su infancia transcurrió con los juegos y sus amigos, también con travesuras que le enseñaron, con sus respectivas consecuencias y castigos, lo que no tiene que hacer. La transición de la niñez a la adolescencia hace que se ponga al servicio de su padre ayudándole con la madera que necesita para su labor diario. También en la obtención de víveres y agua que alivian el trabajo de su madre, ya que una de las labores mas forzosas que hizo siempre ella es la de traer agua del gran aljibe desde hace mucho y mientras ella lo criaba en su vientre. Le da alegría ayudarla ya que ella espera un hijo más. Un anhelado hermano que siempre quiso.
En Moonglow los aires están cambiando. El lo siente desde hace mucho cuando jugaba con sus amigos, en los bosques donde veía sombras entre los árboles siempre tratando de esconderse de la vista de los habitantes de la isla. Cuando solo parecía que el solo sentía las presencias de estos seres escondiéndose y asechando y peor cuando se encontraba con la mirada de estos seres que le hacían erizar los pelos de su cuerpo; sus amigos parecían no darse cuenta de estos sucesos. El callaba.
Lo comentó con su padre y el le dijo que el mundo esta cambiando “Seres perversos están despertando y amenazando la paz y el orden como también a los seres que aman a Lord British, rey de la justicia y la verdad”.
El lo notaba desde su niñez…
Una mañana se levanta a buscar agua al aljibe, como cualquier otra de las tantas mañanas, para el desayuno de sus padres. Al llegar carga sus cubos de madera que su amado padre hizo y las llena de cristalina agua. Ya terminando y levantando los cubos siente un frió en su espalda. Frió no era la sensación que sentía. Ya esto lo había experimentado antes. Antes cuando…
Sentía terror, escalofríos, miedo. Miedo que le penetraba los huesos, esas miradas de esos seres. Era eso pero ahora lo sentía atrás suyo. Al darse vuelta ve nada. Al prestar atención no escuchaba. Nada de sonidos solo la brisa que acaricia las hojas y la nada. Los pájaros que siempre están cantando de alegría cerca del aljibe no estaban. Se encoge de hombros y se agacha para que esas miradas no lo alcancen.
Sus rodillas tocan su mentón y sus dientes sienten como tiemblan al hacer que se choquen entre si.
Quieto y tratando de escuchar o ver lo que no podía entender.
Ese maldito silencio se rompe al escuchar un grito.
Si, provenía del sendero que lleva a su hogar.
¡¡Correee, corre!! Siente que le dice una voz burbujeante calida y a su vez firme. No la escucha en sus oídos sino en su mente. ¡¡Corre!! Como si el miedo se mutara en apuro y sentimientos de desesperación.
Suelta su divina carga y se dirige apresurado por el sendero. Al asomar su casa se detiene abruptamente.
Ve que la puerta se abre y salen unos hombres de rasgos brutales con armas en sus manos y a la cabeza de ellos un hombre oscuro. Se sentía su aura de locura y bestial desde donde estaba.
Se tira al suelo escondiéndose de las miradas de aquellas criaturas inmundas, que por suerte no lo ven.
Se retiran riendo a carcajadas, risas nefastas que le retumban en los oídos. Aprieta sus manos y esconde su mirada detrás de sus parpados, como si ellos pudieran sentirlo si los miraba un poco más.
Escucha que montan a sus caballos negros como la noche sin luna y se queda un tiempo mas tirado en la hierba húmeda por el rocío por las dudas que decidan volver.
Toma coraje después de unos instantes y levanta cuidadosamente la cabeza.
Mira por el camino que se fueron, vigilando que no aparezca nadie. Al desviar su mirada hacia la puerta ve un bulto que antes no percató. Bulto no era ya que tenia figura humana. Con apresuro camina hacia esa figura con un sentimiento de desesperación. Al acercarse ve que esta cubierto por una túnica mugrosa desconocida. Ve asomarse unas manos. Manos que han sido maltratadas por los años y por la utilización de herramientas que devastan la madera cuidadosamente. Su pecho quiere exhalar ese grito que se anuda en su garganta pero no puede.
Sus mejillas se llenan de lágrimas sin contención y sus rodillas se clavan en la tierra al lado del cuerpo.
Siente adentro de la casa un jadeo. Se para, entre abre la puerta y ve.
Un ser arrodillado moviéndose de atrás para adelante como empujando algo. Ese algo era su madre agonizando en un charco de sangre con las piernas separadas, el vientre abierto y ese ser, ese ser inmundo bestial violándola. Su mirada se desvirtúa, no sabe, no sabe que esta pasando. El tiempo se detiene. Se le nubla la vista las imágenes se desdoblan. Su mano con voluntad propia recoge la tijera que se esconde en el costurero que esta tirado junto a la manta que su madre estaba haciendo.
Se acerca al ser bestia lentamente. Su corazón con la congoja y una parte de este muerta junta fuerzas.
Con todo el odio, con toda la fuerza posible levanta por encima de su cabeza agarrando con las dos manos la tijera y de un solo golpe la hunde en la nuca haciendo que traspase toda la cabeza.
Su jadeo cesó y solo se escucha un quejido. Rápidamente lo aparta para que su sangre no toque a su madre. La levanta con cuidado y como un muerto en vida la lleva al aljibe en donde le dio vida a el.
Sus pensamientos divagan en la noche junto al cadáver de su madre sumergida en el aljibe. Las aguas cristalinas enturbiadas con el púrpura de la sangre de su madre se le reflejan en la cara.
Con la mirada clavada en la cara de su madre no se anima a entrar al agua, ya que no quiere claridad no quiere sensatez. Solo quiere venganza, muerte, dolor. “Dolor, dolor” repites sin cesar. Ira corre por sus mejillas, venganza una tras otra en las imágenes de ese perro inmundo tocando a su madre.
“Maxxwell” escucha en su mente “Maxxwell, entra en estas aguas” es la voz aquella que sintió esa mañana. Maldita, maldita, todas las cosas para el son malditas. El odio va creciendo en su corazón muerto y en su pecho. “Maxxwell no tienes que pedir venganza” “no tienes que sentir odio, la dualidad esta creciendo en tu pecho. Lo bueno y lo malo se mezclara y te convertirás en esas bestias malditas llamadas shadowlords” “serás igual que ellos”.
Percatándose de eso y la imagen de ese ser violando a su madre se asusta. “entra en estas aguas donde te purificaré y solo pensaras en la justicia”.
Su dolor nunca se fue. Los años transcurrieron pero busca su justicia. La dualidad sigue en su corazón.


No recuerdo muy bien lo que ocurrio al entrar en Sosaria, por lo que no puedo describirlo,
pero de repente me encontre en un callejon oscuro, solo, y perdido. Llevaba un
pequeño zurron con un poco de comida y una espada como equipaje.. buscaba a los SpS