€""
InicioMiembroDetalles del miembro elegido
Aeriadol

Msn: i_matilla@hotmail.com


Otros pjs:
Turin

Habilidades:
Valeroso guerrero
Amanece....
Después de la locura, el alma vuelve a ver el sol...
No sabe donde se encuentra, ni de que manera ha llegado aquí, no comprende nada....

Mira a su alrededor, gente extraña pasa corriendo a su lado sin siquiera mirarle, nadie le presta atención.

Observa sus manos, una espada..,no sabe como ha llegado a el, en su hoja, una larga fila de muescas limadas; en el puño un nombre grabado "Aeriadol".

De repente alguien le agarra por la espalda y le da la vuelta "Vamos guerrero, estamos sufriendo un ataque!!!, todos los hombres capaces deben ir al cementerio!!! MUEVETE!!"

Se ve arrastrado por gente que no conoce, hacia no sabe donde, y de pronto avista a lo lejos las figuras de tres jinetes. Se lanzan a la carga, arrasando todo a su paso, se dirigen hacia el, no sabe que hacer, no esta asustado, la situación le parece muy natural.

Cuando el primer jinete esta a su alcance, Aeriadol se lanza por el, desvía el golpe de la lanza del jinete con su escudo y con una hábil estocada traspasa el cuello del agresor, provocando un caudal de sangre que le salpica la cara.

El olor de la sangre le trae antiguos recuerdos que hasta hace unos segundos no sabia que tenia, recuerdos de batallas ya olvidadas, de luchas desesperadas por salvar la vida, y de algo mas que no logra recordar...

Rápidamente sale de su ensimismamiento ante el alboroto que se a formado, mira a su alrededor y ve como los otros dos jinetes han caído bajo las espadas de unos esplendorosos caballeros. Cerca ve como un gran oso polar se limpia las manchas de sangre de sus zarpas con la lengua mientras una mujer le acaricia el pelaje del cuello. Los habitantes de la isla empiezan a pelearse entre ellos por las armas y armaduras de los atacantes, como perros peleándose por un hueso; mientras los caballeros que les defendieron tratan de poner orden sin mucho éxito.

En unos escasos momentos, los asaltantes están despojados de sus pertenencias, y alguno de ellos es mutilado para poner su cabeza a la entrada de la ciudad, como advertencia posibles nuevos atacantes.

La dama dueña del oso polar se acerca a Aeriadol...

- Saludos caballero, mi nombre es Tifa y formo parte del Clan SpS, que desde hace ya algún tiempo defiende esta otrora tranquila ciudad contra los ataques de estos asesinos. En lo duro de la batalla pude ver que os desenvolvéis bien, como si estuvierais acostumbrado a luchar. Caballero, ¿quien sois? nunca antes os vi por aquí.

- Salud noble Dama, si os soy sincero no se muy bien que hago aquí, de repente me vi en esta ciudad, y mi instinto me ayudo a sobrevivir a esta batalla. Mi nombre es Aeriadol, o eso creo..., lo cierto es que estoy un poco confuso. Pero habladme mas sobre ese clan, por lo que decís parece que sois gente de bien.

- ¿Veis aquellos caballeros, con reluciente armadura y capas de color brillante?, ellos son mis compañeros. Todos nosotros somos gente de honor que nos dedicamos a luchar contra estos bárbaros asesinos que no respetan a nadie; pero venid Aeriadol, os presentare a algunos de mis compañeros...

Horas mas tarde, Aeriadol se encuentra en una posada de la ciudad que según le han dicho se llama Jhelom. Alguno de los compañeros de la dama Tifa, como Sir Sketch , sir Nox o Sir Ricardo de Ruddham, capitán del Ejercito SpS, han estado acompañándole en las horas posteriores a la batalla, compartiendo con el su comida y bebida y preguntándole sobre su pasado, a lo que Aeriadol no ha podido responder, pues solo le viene a la mente un nombre, "Baal", y una horripilante cara demoníaca asociada a ese nombre.

De golpe, la puerta de la posada se abre y todos los caballeros se ponen de pie en señal de respeto, Aeriadol se gira, y se encuentra frente a frente con un hombre vestido de negro y una capa verde.

- Saludos Caballero Aeriadol, algunos de mis hombres me han contado como te desenvolvías en la batalla y por eso quise conoceros en persona. Yo soy Kender, rey del clan SpS. Veo que ya conoces a algunos de mis caballeros, decidme pues ¿que os trae a esta isla?

- Señor, no puedo responderos a esta pregunta, pues ni yo mismo se la respuesta, pero habiendo compartido batalla y cerveza con alguno de sus caballeros, veo que sois gente de honor y buena voluntad; tal vez fue mi destino el que me trajo a este lugar, quizás para servir a su majestad.

- Tal vez, caballero, tal vez. Veo en tus ojos el fuego del honor y la fuerza, y creo que seréis un gran caballero entregado a la causa del bien.

- A ello esta dirigida mi vida, y puesto que veo que vuestra noble orden dirige sus pasos en el sendero de la Justicia, me gustaría compartir el camino con tan bravos guerreros como vosotros.

- Seras bien recibido entre nuestras filas Caballero Aeriadol, Esta noche tendrá lugar la ceremonia ante la mirada de nuestro gran Dios Burro. Larga y dura será la guerra contra el mal, pero con la ayuda de nuestro Dios Burro y la de estos nobles compañeros sabremos salir victoriosos de las duras pruebas que el destino ponga en nuestro camino. Bienvenido al SpS.


Salve SpS!!!!

No recuerdo muy bien lo que ocurrio al entrar en Sosaria, por lo que no puedo describirlo,
pero de repente me encontre en un callejon oscuro, solo, y perdido. Llevaba un
pequeño zurron con un poco de comida y una espada como equipaje.. buscaba a los SpS